Asaltur

Conoce la República Turca del Norte de Chipre

Ensalada de naranja con aceitunas negras ‘stracciatella’

¿Naranjas con aceitunas negras? No es una broma. Prueba esta combinación y te encontrarás con la ensalada de invierno más exótica.
El gusto suave y agrio de las naranjas con las aceitunas negras saladas hacen un matrimonio feliz. El aliño de la ensalada es ligero (una cuantas gotas de aceite de oliva) y lo “coronaremos” con unas pocas especias bien escogidas (pimienta negra con sabor a naranja, anís y romero).
Las ensaladas de naranjas son características de países como Grecia, Chipre e Italia (todos son países mediterráneos).
Yo añadí anís a la ensalada porque le da otro tipo de apariencia que va muy bien con su gusto ligeramente suave. El anís es una especia antiguamente utilizadas por los egipcios. Está considerada como una especia valiosa, su sabor fuerte crea “magia”.
Si estás buscando algo exótico y misterioso, entonces prueba estos trozos de naranja “stracciatella” con aceitunas negras, anís y pimienta. ¡Seguro que pedirás más :)!

Ingredientes:
-una naranja dulce y jugosa
-7-8 aceitunas negras
-aceite de oliva
-sal fresca molida
-pimienta con sabor a naranja
-anís
-orégano seco

Pela la naranja y córtala en rodajas. Coloca los trozos en un plato. Échales un poco de aceite de oliva. Sazónalos con un poco de sal molida (es preferible este tipo de sal porque no queremos un gusto salado en general, sólo queremos darle un ligero toque salado). Si tienes un molinillo de sal, entonces no pongas ningún tipo de sal, es suficiente con la sal de las aceitunas.
Machaca las aceitunas con la parte amplia de tu cuchillo. Quita el hueso y córtalas.

Espolvorea las aceitunas sobre las naranjas y la pimiento, por último, echa también algunos granos de anís y hojas de orégano.

Descubre el Valle de Troodos

Chipre es tierra de contrastes, donde el suave oleaje del mar pronto se olvida mientras ascendemos entre profundos valles que llevan a la Sierra de Troodos. Y es que la montaña forma parte de la armonía chipriota. En las primeras cuestas, las hojas densas de los bananeros alternan con los surcos regulares de las viñas. Al pasar, los pueblos ofrecen el espectáculo de ristras de chorizos secándose al sol. Luego, al ascender por los apretados tramos por los que suben burros y cabras, se cambia de estación cada cuarto de hora. Los álamos blancos que jalonan el lecho de un arroyo pronto son reemplazados por olivos y almendros. El matiz de las colinas pasa del beige al gris, al azul, al verde. La tierra es blanqueada, mientras que la carretera se eleva por encima de un torrente donde las encinas forman manchas salvajes.

Nos encontramos en el corazón de la isla, donde el punto más alto es el monte Olimpo con sus 2134 m. Salpicado de fascinantes pueblecitos, algunos con sus calles empedradas de cantos rodados y una arquitectura tradicional bien conservada, los montes Troodos ofrecen vistas panorámicas impagables.

El valle de Troodos, declarado Patrimonio de la Humanidad, custodia, también, alguno de los mejores frescos bizantinos del mundo, repartidos por distintas iglesias (Agios Nikolaos tis Stegis (en Kakopetria), Metamorfosis tou Sotiros (en Palaichori)… ) y monasterios de los siglos XII al XVI (Machairas, Kykkos…) Me atrevo a decir que hoy en día es lo más selecto del país.
Machairas, 40 kilómetros al sur de Lefkosia a través de los pueblos de Deftera y Pera, fue fundado por dos monjes en 1148 que encontraron un icono de la Virgen María en una cueva cercana al monasterio. Hoy día está habitado por 27 monjes que siguen votos tan estrictos como los del Monte Athos en Grecia.

El renovado monasterio de Kykkos, por su parte, rodeado de pinos y huertos, es el símbolo de la iglesia ortodoxa griega. Situado a 20 kilómetros al oeste del pueblo de Pedoulas, es el más famoso y más rico monasterio de Chipre. Fundado en 1100 y dedicado igualmente a la Virgen María, posee un icono atribuible a san Lucas. Cuenta Aníbal que aquí, en este monasterio, el primer presidente de Chipre, el Arzobispo Makarios III, sirvió como novicio y por su propio deseo fue enterrado en Throni, a poco más de 3 kilómetros del monasterio y cerca de su pueblo natal de Panagia.

A los pueblos de esta región se los conoce como Krassokorió (pueblos del vino). El cultivo de la vid en estas tierras tan secas da como fruto unos caldos con cuerpo y de alta graduación. Durante la vendimia, viejos camiones bajan tambaleándose con su pesada carga hacia las bodegas de Limassol. Tal es el peligro que las señales advierten: “cuidado, carretera resbaladiza por el mosto”.

Loukoumi de Yeroskipos: el sabor de la tradición

En algún momento del siglo XVIII, un nuevo producto de confitería empezó a popularizarse en Oriente Medio y la región mediterránea. Aunque el origen concreto de la receta primigenia continúa siendo incierto (Turkish Journal of Agriculture and Forestry, 2014), se considera que el dulce fue creado en Turquía en los siglos XIV y XV, con el nombre de lokum (según un estudio de 2009 del Departamento de Técnicas Alimentarias de la Facultad de Ingenierí estudio de 2009 del Departamento de Técnicas Alimentarias de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Tunceli). Elaborados tradicionalmente con azúcar, harina de maíz, almidón, agua, frutos secos y aromas como el agua de rosas, estos cubitos blandos, masticables y recubiertos de azúcar adquirieron popularidad en Inglaterra en el siglo XIX, cuando fueron importados con el nombre Turkish Delight por un desconocido turista británico (Turkish Journal of Agriculture and Forestry, 2014). Al mismo tiempo, este dulce estaba llegando a otros países, como Grecia, Rumania y Líbano, integrándose en las culturas gastronómicas de estos países.

Cuando el lokum se introdujo en numerosos países de las regiones limítrofes, fue adaptado a los gustos y costumbres locales. En la República de Chipre (Chipre) es denominado loukoumi y ha sido un bocado popular tradicional desde que fue introducido en el país a finales del siglo XIX. En la localidad de Yeroskipos, en el suroeste de Chipre, una familia –que explota una pequeña y mediana empresa (pyme) denominada Aphrodite Delights– lleva produciendo ininterrumpidamente este dulce desde 1895 y el loukoumi que fabrica goza de gran renombre, por lo que ha pasado a ser uno de los productores más apreciados de la región (Specialty Food Magazine, 2011). El registro en 2007 de una indicación geográfica protegida (IGP) en la Unión Europea (UE) para el loukoumi de Yeroskipos proporcionó a Aphrodite Delights y a otros productores locales un medio poderoso de conseguir un crecimiento sostenido.

Desde su creación, la producción y expansión territorial del loukoumi se han basado en los conocimientos tradicionales. El Sr. Sophocles Athanasiou, a su regreso a Chipre a finales del siglo XIX después de viajar y residir en el extranjero durante muchos años, recorrió numerosas islas del mar Mediterráneo en las que este artículo de confitería era producido y refinado por reposteros locales.

Al advertir la pujante popularidad del lokum (la variedad turca original) en Europa en esa época, el Sr. Athanasiou aprendió de estos pasteleros locales los secretos de la elaboración del loukoumi tradicional. Al volver a Chipre con la receta en su poder, en 1895 el emprendedor aunó estos conocimientos tradicionales con las prácticas empresariales que había aprendido también en sus viajes, para abrir su propio establecimiento de loukoumi cerca de la plaza del municipio de Yeroskipos (según Aphrodite Delights).

Más de un siglo después, los conocimientos tradicionales sobre la producción de loukoumi que el Sr. Athanasiou trajo consigo a su regreso a Chipre se han transmitido en su familia de generación en generación. En una entrevista de 2011 publicada en Specialty Food Magazine, cuando se le preguntó sobre el valor de los conocimientos tradicionales, el director general de Aphrodite Delights, George Gabriel, afirmó, “para nosotros, es extremadamente importante mantener las tradiciones vivas a lo largo de los años. Mantenerlas ‘en la familia’ garantiza que los sabores creados por nuestros antepasados no sean relegados al olvido.”

Para producir el loukoumi en la actualidad, el método de elaboración y los pocos ingredientes utilizados continúan siendo idénticos a los empleados cuando el dulce fue introducido por primera vez en Chipre (New York Times, 2005). Azúcar, ácido cítrico, y almidón de maíz se hierven y remueven en agua caliente y a continuación se dejan enfriar durante unos breves momentos a temperatura ambiente. Se añaden sabores tales como aromas de frutas, agua de rosas o frutos secos (como almendras) y acto seguido la mezcla se vierte en recipientes de madera en donde reposa toda la noche para enfriarse por completo. De este modo, adquiere una textura gelatinosa, aunque en el loukoumi de Yeroskipos no se emplea gelatina (Azúcar, ácido cítrico, y almidón de maíz se hierven y remueven en agua caliente y a continuación se dejan enfriar durante unos breves momentos a temperatura ambiente. Se añaden sabores tales como aromas de frutas, agua de rosas o frutos secos (como almendras) y acto seguido la mezcla se vierte en recipientes de madera en donde reposa toda la noche para enfriarse por completo. De este modo, adquiere una textura gelatinosa, aunque en el loukoumi de Yeroskipos no se emplea gelatina, 2007). Una vez que se consigue la textura deseada, este artículo de confitería se corta en trozos pequeños del tamaño de un bocado y se recubre con azúcar en polvo, quedando listo para su consumo.

Si bien los ingredientes del loukoumi son comunes, el proceso de elaboración debe ejecutarse de un modo muy cuidadoso, especialmente en lo que respecta a la aplicación del calor, el tiempo de enfriamiento y el momento oportuno para añadir los ingredientes aromatizantes. La elaboración del loukoumi es un proceso intensivo que exige paciencia y competencia para mantener la consistencia y la calidad (según afirman en elmunicipio de Phini municipio de Phini Aphrodite Delights). Estos conocimientos tradicionales, aplicados durante más de un siglo, son los que han hecho posible que el loukoumi de Yeroskipos sea uno de los manjares nacionales de Chipre y que compita en los mercados internacionales.

La media luna es el símbolo musulmán por excelencia

La media luna se considera, sobre todo en Occidente, el símbolo musulmán por excelencia. En cierto modo es así, prueba de ello es que corona los minaretes de miles de mezquitas a lo largo y ancho del mundo.

Sin embargo no es un símbolo universalmente aceptado por todos los musulmanes. Por ejemplo, la media luna que corona los minaretes (que en turco se denomina alem) es completamente desconocida en Irán, y al parecer en Asia Central sólo se generalizó a partir de la conquista rusa. Por otra parte tampoco es un símbolo exclusivamente musulmán ya que su uso se remonta muy atrás en el tiempo, y hoy en día es utilizado por multitud de culturas ajenas al islam, por tanto es incorrecto afirmar que la media luna sea el equivalente islámico a la cruz del cristianismo. Figura también, junto con una estrella, en la bandera de Turquía y en la de otros países tradicionalmente musulmanes, como Túnez o Pakistán. En muchos cementerios civiles de todo el mundo la media luna se emplea para señalar las tumbas de musulmanes, de la misma manera que se utiliza la cruz para los cristianos o la estrella de David para los judíos. Incluso existe una Media Luna Roja, que es el equivalente a la Cruz Roja en los países de mayoría musulmana.

¿Cuál es el origen de este símbolo? Su historia no es del todo clara. Según el arquéologo William Ridgeway su origen estaría en amuletos hechos con dos colmillos de animales (principalmente jabalíes) engarzados en forma de media luna, un tipo de ornamento característico de muchos pueblos del mundo, y que en principio no tendrían un significado astral, sino sólo mágico, como talismán para adquirir la fiereza del animal, o la suerte para poder cazarlo. Estos amuletos habrían influido también en la forma de las herraduras, que como se sabe son un amuleto -en forma de media luna- para muchas culturas diferentes. Según Ridgeway, sólo más tarde este símbolo habría convergido con interpretaciones lunares.

Sea como fuere lo cierto es que parecía inevitable que la luna, el astro más misterioso del firmamento, fuese adoptado como símbolo por numerosos pueblos y culturas. Su extraño ciclo mensual hizo que se la asociase con la muerte, pero también con la resurrección y la fecundidad. Las divinidades lunares podían ser masculinas (como Kaskuh para los hititas y Tsukuyomi para los antiguos japoneses) o femeninas (Artemisa-Diana en la civilización grecolatina, o Metztli en la mexica). Incluso el más moderno culto mariano se ha visto como una reminiscencia de los cultos lunares, y no faltan las representaciones de la Virgen junto a la media luna.

¿Cómo celebra Chipre la Navidad?

La celebración de la navidad cobra especiales características en cada parte del mundo y puede decirse que excepto algunos países, muy pocos, la navidad se celebra a nivel mundial, aunque su significado sea diferente para algunas culturas y aunque en algunas revista especial importancia y en otras menor, la navidad es después de todo, una fiesta interesante según se vea porque difiere de país a país. Hoy te contamos cómo se celebra la navidad en Chipre.

Chipre es una encantadora isla euroasiática a orillas del mar Mediterráneo, que debe su nombre a los yacimientos de cobre que existían en el lugar y que se denominaban Cyprium en latín.  Se sabe que está habitada desde el año 10,000 antes de Cristo. Y se hace referencia a ella en la Biblia, cuando los apóstoles han ido a evangelizar a Chipre, ya que en el año 45 fue evangelizada por San Pablo y San Bernabé  y gobernada, como primer país del mundo gobernado por un  cristiano.

La navidad en Chipre reviste especial importancia para los cristianos ortodoxos del lugar, que celebran la fiesta navideña con una dieta de 40 días basada en vegetales, aunque se consumen ricos pasteles navideños, uno de los cuales denominado basiolapita lleva por dentro una moneda, y quien sea el afortunado de dar con ella, logrará según la tradición tener un año pleno de fortuna.  La tradición de Santa Claus repartiendo dulces en la noche navideña también está presente en las celebraciones de navidad en Chipre, solo que aquí es San Basilio el que reparte dulces y regalos entre los niños, tal como en otras culturas lo hace Papá Noel o Santa Claus.

Es importante destacar que San Basilio forma parte de la tradición navideña por ser uno de los venerados santos dentro de la tradición ortodoxa griega y que su festividad coincide con el 1 de enero por lo que entre los ortodoxos de Grecia, Chipre y otros lugares, hace las veces Papá Noel. La  navidad en Chipre también tiene su versión de los villancicos presentes en otras culturas, con las canciones bizantinas denominadas kalandas que los niños cantan por las calles. La familia pasa la navidad junta e intercambia deseos navideños y regalos.

Descubre el bosque mediterráneo de Chipre

Vamos a intentar explicar este importante ecosistema de Bosque Mediterráneo, Fauna y Vegetación. El bosque o matorral mediterráneo es un bioma que se desarrolla en regiones con clima mediterráneo, clima que se caracteriza por sus inviernos templados, los veranos secos, otoños y primaveras con abundantes precipitaciones. Los incendios forestales son frecuentes, por lo que la vegetación ha sido capaz de adaptarse. Está presente primariamente en la cuenca endorreica alrededor del Mar Mediterráneo, aunque existen comunidades vegetales similares en las otras cuatro regiones climáticas mediterráneas del mundo como son el chaparral californiano, matorral chileno, fynbos sudafricano, y el oeste y sur de Australia.

BOSQUE MEDITERRÁNEO: CARACTERÍSTICAS DEL BOSQUE MEDITERRÁNEO

La variedad de ecosistemas vegetales que se pueden encontrar en los bosques mediterráneos, alberga una rica y variada fauna con mamíferos, aves, reptiles, anfibios, peces e invertebrados, destacando por su elevado número, los insectos. Muchas de estas especies se encuentran en peligro por desaparición de habitats como es el caso del lince ibérico.

El equilibrio difícil entre la biodiversidad y la especulación a que se ven sometidas gran parte de estos ecosistemas. Las actividades lúdicas, de ocio, el desecado de lagunas, la masiva construcción de viviendas, hacen desaparecer hábitats completos y con ellos parte de esta biodiversidad que va ligada al futuro del hombre. Su preservación es imprescindible y el uso racional de estos recursos hará que podamos seguir disfrutando de los beneficios que nos aporta.

BOSQUE MEDITERRÁNEO: CLIMA MEDITERRÁNEO

El clima mediterráneo está enmarcado en los climas templados junto a otros como el chino, el pampeano o el oceánico. Se caracteriza por inviernos templados y lluviosos y veranos secos y calurosos, con otoños y primaveras variables, tanto en temperaturas como en precipitaciones.

Las lluvias no suelen ser muy abundantes, aunque hay zonas donde se sobrepasan los 1000 mm. Pero su característica principal es que estas lluvias no se producen en verano, por lo que la distribución de la lluvia es la inversa a la del clima de las zonas intertropicales.

Las temperaturas se mantienen, en promedio, todos los meses por encima de los 0 °C , pero presentan variación estacional, hay meses fríos por debajo de los 18 °C y otros más cálidos que en el mediterráneo típico sobrepasan los 22 °C. Existe 3 tipos de clima mediterráneo:

  • Mediterráneo Típico: El clima mediterráneo propiamente dicho es el que se da en la mayor parte de la costa mediterránea, con la excepción de Egipto y buena parte de Libia y Túnez donde el clima desértico llega a la costa. El mediterráneo típico, se caracteriza por veranos secos y calurosos, con temperaturas medias por encima de los 22 °C e inviernos húmedos y lluviosos, con temperaturas suaves.
  • Mediterráneo Continentalizado: El clima mediterráneo, al no ser de precipitaciones constantes, varía bastante en cuanto se aleja de la costa ya que el aire presenta menor grado de humedad, de modo que adquiere elementos del clima continental, con amplitudes térmicas pronunciadas tanto diarias como anuales. Se pueden dar desde inviernos suaves y veranos muy calurosos hasta inviernos fríos y veranos suaves, en este último caso con heladas y precipitaciones en forma de nieve. El clima mediterráneo continentalizado se da en el interior de España, Italia, Chile, Chipre, Turquía. Líbano e Israel y fuera de la cuenca mediterránea en Uzbekistán.
  • Mediterráneo con Influencia Oceánica: El clima mediterráneo típico solamente se da en las costas mediterráneas al ser el único mar que está al este de un océano, en la costa occidental de una masa continental. Es por tanto un clima con veranos más suaves y secos e inviernos lluviosos.  Se da en buena parte de Portugal, sur de Galicia,  la costa de California y Baja California, la costa central de Chile, las zonas de Perth y Adelaida en Australia y la franja costera sudafricana en torno a Ciudad del Cabo.

La media anual de las temperaturas en estos bosques oscila entre 13ºC y los 20ºC. Las temperaturas mínimas están entre 1ºC y los 10ºC.  La zona de la costa atlántica de Marruecos (Casablanca, Agadir, El Jadida) reciben las corrientes de los vientos alisios, y las frías corrientes marinas, esto hace que se moderen las temperaturas.

El clima mediterráneo es seco, las lluvias varían entre los 350 hasta los 800 mm. Son frecuentes las sequías que pueden durar meses. La combinación de diversos climas y la variedad geológica y topográfica da como resultado cinco tipologías dentro de lo que entendemos como bosques mediterráneos.

¿Cuál es el origen del idioma Turco?

Durante el imperio otomano (1453~1920), los turcos eran uno de los muchos grupos linguísticos y étnicos que vivían en Turquía. Había 3 idiomas usados: Árabe que fue utilizado como el idioma primario para asuntos religiosos; Persa que era el idioma de la arte, de la literatura refinada y de la diplomacia; y en el nivel oficial, el otomano Turco que fue utilizado solamente para la administración del imperio. Los miembros de las élites civiles, militares y religiosas habian hablado y conducido sus negocios en el otomano Turco, que era una mezcla de árabe, persa, y Turco. El vocabulario del idioma Turco otomano incorporava palavras y expresiones enteras del árabe y persa y también estructuras sintácticas.

Las influencias linguísticas múltiples del turco otomano causo dificultades en el deletreo y la escritura. Turco, persa, y árabe pertenece a 3 familias diferentes de los idiomas: Ural-Altaico, indo-europeo y Semitic, respectivamente. Los principios fonologicos, gramaticales y etimológicos son absolutamente diferentes entre las 3 familias. Por estas razones, durante el siglo 19 intelectuales empezaran a llamar por una reforma del idioma. Desearon un idioma que sería más fácil de leer y escribir y que contuviera palabras puramente turcas.

Con el establecimiento de la república, la reforma del idioma hecha por Ataturk fue la parte más importante del programa nacionalista. Su meta era producir un idioma que era más turco y menos árabe, persa, e islámico; un idioma que era más moderno, práctico, exacto y menos difícil de aprender. Él deseó una alteración drástica del idioma hablado y escrito. Este proceso fue obtenido con la adopción de un nuevo alfabeto y la purificación del vocabulario.

La revolución del idioma empezó oficialmente en mayo de 1928, cuando los números escritos en árabe fueron substituidos por sus equivalentes occidentales. Entonces un nuevo alfabeto latino fue aprobado. Esta última transición fue hecha en solamente algunos meses. En primero de Enero de 1929 llegó a ser ilegal utilizar el alfabeto árabe para escribir Turco.

En los años 40, habia emergido una oposición considerable al movimiento del idioma de la purificación del idioma. Los profesores, escritores, poetas, periodistas, editores y otros comenzaron a quejarse en público de la inestabilidad y el carácter arbitrario del vocabulario oficialmente sancionado. En 1950 la Sociedad del Idioma Turco perdió su estatus semioficial. Eventualmente, algunas palabras árabes y persas empezaran a reaparecer en publicaciones del gobierno.

El coste de la reforma del idioma, sin embargo, ha sido drástico y permanente para la herencia literaria y linguística de los otomanos. Hoy, en el siglo 21, aunque algunas escrituras fueran transcritas en el nuevo alfabeto, el vocabulario y el sintaxis no son comprensibles a un Turco moderno.

Moussaka paso a paso

Ingredientes:

 
Tomate frito aromatizado con tomillo, romero, ajo, sal y pimienta.
Salsa Bechamel espesa
2 berenjenas
500 gramos de carne picada (lo ideal, de cordero, pero puede ser vacuno)
2 patatas
1 cebolla
1 diente de ajo
Queso parmesano rallado y pan rallado

 

El tomate frito

Lo primero que vamos a hacer es ponernos a freir los tomates, con nuestra receta del tomate frito casero. La única diferencia frente a la receta que tenéis en el enlace es que en lugar de condimentar solamente con sal y azúcar, vamos a añadir un bouquet de hierbas aromáticas, (Una ramita de romero y otra de tomillo), un poco de ajo picado y un poco de pimienta negra recién molida. 
 
Freiremos los tomates y cuando estén listos, retiramos el bouquet de romero y pasamos por el pasapurés, obteniendo un tomate con grandes notas aromáticas. (Si queréis, podéis hacer como yo una buena cantidad, y os sobrará bastante)
Ese tomate, es luego estupendo para preparar pizzas caseras, o para alegrar unos espaguettis o cualquier otro plato que lleve tomate, como albóndigas, pollo, etc.

La salsa blanca o salsa Bechamel

Para hacer la bechamel, disolvemos en dos cucharadas de aceite un buen pegote de mantequilla, y una vez disuelto, le añadimos dos cucharadas de harina, y una vez mezclado y tostado, añadimos poco a poco, sin parar de remover, entre 3/4 y un litro de leche entera, a chorritos, formando una crema más o menos espesa.
Una vez hechos esos dos preparados básicos con carácter previo a la preparación de la receta, la Moussaka es un plato que se prepara en un ratito.

Las Patatas

No es muy frecuente encontrar patatas entre los ingredientes en las recetas de Moussaka que solemos ver en los blogs, pero os aseguro que le dan el toque más auténtico y encajan estupendamente con el resto de los ingredientes, haciendo un plato redondo y completo. Cortamos las patatas en rodajas tipo panadera y las freimos sin llegar a dorarlas. (como en la foto) Reservamos.
 

Las Berenjenas

Comenzamos cortando las berenjenas en rodajas longitudinales de aproximadamente medio centímetro de grosor, y las dejamos sobre un papel absorbente de cocina, con un poco de sal. Así, en unos 30 minutos, las berenjenas sueltan su agua y ya no amargarán en nuestra receta.  Una vez las tenemos listas, las freímos ligeramente en aceite caliente y las reservamos quitandoles el exceso de aceite en otro papel de cocina. Reservamos.
 

La carne

Freímos una cebolla muy picadita, con un ajo también en trozos bien pequeños, y la carne picada. En la receta original, se debe usar carne de cordero, podéis pedir en la carnicería que os piquen una pata de cordero, (Mejor ternasco, no hace falta gastarse el dinero en lechal para esta receta. Además tendrá un sabor más intenso). Si lo preferís también se puede hacer, y queda estupendamente, con carne picada de ternera, o de añojo, y también triunfareis en casa. Una vez tengáis la carne y la cebolla bien cocinadas, añadimos medio vaso de vino blanco, le añadimos seis o siete cucharadas de nuestro tomate frito y dejamos cocinar unos minutos, mientras mezclamos bien. Si os gusta, podéis añadir una o dos hojas de menta muy picadas y un poco de canela moviendo hasta integrarlos bien. Rectificar de sal y pimienta y reservar para el montaje del plato.
 

El montaje de la Moussaka griega

En la parte de abajo de una fuente apta para horno, que enmantequillaremos para poder desmoldar bien después, colocamos una capa de patatas que tape el fondo. Sobre ella, colocamos unas berenjenas cubriendo totalmente las patatas.
 
Ahora una capa de carne picada. Sobre la carne otra vez ponemos una capa de berenjenas, y otra de carne. Finalmente, cubrimos todo con la salsa bechamel. En resumen, empezando por abajo, patatas, berenjenas, carne, berenjenas, carne, bechamel.
Y lo llevamos al horno. Temperatura 170º durante 12 minutos. Luego cubrimos con queso rallado mezclado con pan rallado y lo gratinamos durante otro par de minutos, y a comer. Como podéis ver he hecho dos fuentes de Moussaka. Una en un pirex de vidrio, para que podáis ver las capas por el lateral y veáis el montaje.

Receta: delicias turcas de frambuesa

Ingredientes

  1. 120 ml azúcar (usar un medidor de líquidos)

50 ml agua

1/2 limón exprimido

30 ml agua

36 g maizena

1 sobre de polvos para hacer zumo de frambuesa

Pasos

  1. Mezclar los 3 ingredientes con (azúcar, agua y limón) en una cazuela y poner al fuego fuerte.
  2. Cuando llegue a hervir, bajar el fuego a medio y dejar hervir hasta que alcance los 127ºC (tarda unos 15 minutos). Tras eso, apartar del fuego.
  3. En un recipiente, mezclar los 2 ingredientes con (maizena y agua) en frío hasta que se disuelva toda la maizena.
  4. Volver a poner a fuego lento el sirope del principio y añadir la mezcla de maizena removiendo suavemente.
  5. Remover la mezcla hasta que la maizena espese y seguir removiendo hasta conseguir una consistencia densa y pegajosa. Para saber la consistencia final, se puede coger una cucharadita de la mezcla y sumergirla en agua con hielo.
  6. Cuando se tenga la consistencia deseada, poner un dedo de agua en un vaso y disolver 1/4 del paquete de polvos de frambuesa. Cuando esté bien disuelto, añadir a la mezcla.
  7. Mezclar bien. Seguramente la textura cambie un poco, se puede dejar al fuego unos minutos más hasta que la textura vuelva a ser la deseada. Se puede añadir colorante rojo para que el color sea más intenso.
    En un papel de hornear previamente engrasado con aceite de oliva colocamos la pasta y con cuidado de no quemarnos le damos forma. Debería ser bastante manejable pero, si no es el caso, podemos ayudarnos con el propio papel de hornear.
  8. Dejamos enfriar nuestra pasta hasta que se convierta en un bloque con una textura similar al de la gominola.
  9. Espolvoreamos un poco de maizena por encima para que no se pegue y lo cortamos en 5 o 6 piezas del mismo tamaño.
  10. Lo podemos conservar en un recipiente cerrado fuera de la nevera. Podemos añadir algo más de polvo de maizena para que absorba la humedad.

¿En qué consiste la danza de los Derviches?

El ritual (Sema) está compuesta por siete partes, aunque como no he estado al 100% atenta a pesar de los esfuerzos, os lo voy a explicar a grosso modo y con listas, que es lo que gusta (y porque siempre me enrollo demasiado, lo se). Todo muy profesional.

  • El espectáculo comienza como se haría en un funeral: caras largas, hombres vestidos de negro y una oración por Mevlânâ parte en árabe, persa y otra en turco. Se conoce que ni los propios turcos lo entienden, aunque esto también pasa con los rezos del Iman. Esta oración es eterna y, sin saber de su existencia, uno llega a pensar que se confundió de sala, ¿dónde están los bailarines?
  • Entonces, cuando creías que no habías estado más aburrido en tu vida (e incluso recuerdas con cierta envidia a tus compañeros de curro), empieza el festival (fúnebre, no os alejéis de esa imagen): tambores, flautas y otros instrumentos. En su conjunto se llaman Mutrip. También hay cánticos, aunque todo es tristísimo.
  • No obstante, el ritual va cogiendo forma. Los Derviches se levantan (hasta el momento todos estaban sentados en el suelo con la cabeza cabizbaja junto a los músicos), se liberan de la túnica de la muerte y salen a bailar.
  • Primero lo hacen con movimientos suaves con los que van levantando los brazos cual bailarinas. Una vez los tienen señalando al señor, apoyan su cabeza sobre los hombros. Esto también tiene su porqué, y es precisamente para no marearse. Si te fijas, una de las manos está abierta hacia el cielo: a la vida; la otra hacia el suelo: a la muerte, a lo que han dejado. Esto simboliza la unión entre lo finito e infinito.
  • Además de dar vueltas sobre sí mismos, también lo hacen por la pista como si fueran planetas girando por el  universo. En realidad lo hacen por eso. Entre ellos hay un líder, el Seyh, que camina lentamente entre los Derviches con una habilidad asombrosa para no arrollarlos. Este líder es Mevlânâ, o el sol.
  • Los rezos continúan, la mayoría aluden a los profetas, mártires y a las almas. Los Derviches siguen a buen ritmo, cierran los ojos para llegar al Señor. Buscan la perfección, la verdad, vencer el ego y encontrar el amor hasta alcanzar el éxtasis. Luego aminoran la marcha, se vuelven a poner la bata de la muerte y se van. No hay aplausos. Te despiertas de un codazo, bostezas y tú también te vas. Fin.

La danza de los Derviches no es exclusiva de Turquía, aunque en otros países es algo diferente. Por ejemplo, en Egipto es mucho más turístico y colorido; para los turcos es algo más tradicional, aunque también se usa como reclamo turístico. Se dice que el mejor sitio para ver los Derviches danzantes es Konya, ya que es donde tiene la sede la orden, donde murió y se enterró el maestro.

« Older posts

© 2017 Asaltur

Theme by Anders NorenUp ↑